“El momento de decir, soy campeona del mundo” 

Entrevista a Lidia Rodríguez Encabo, Campeona del mundo de karate sub21 2017


Por Adrián Muñoz Budia

¿Tu mejor momento está por llegar o ya lo hemos visto?

Está por llegar, estoy segura, la gente me dice “has quedado campeona del mundo, se acaba aquí ya no?” Y yo les digo que no, que he quedado campeona en sub21, una categoría muy difícil, pero yo quiero quedar campeona del mundo senior, ir a unas Olimpiadas y luchar por una medalla.

¿Crees en los techos de cristal?

Ahora mismo yo creo que no, al menos en karate. Es cierto que hay menos chicas compitiendo, y en algunos países no les dejan competir, por tema de religiones, pero creo que estamos en igualdad de condiciones.

 

¿Cómo te definirías?

Soy super constante, me gusta trabajar mucho y luchar por lo que quiero, me sacrifico al máximo. Soy muy cabezona.

¿Qué tienes tú de fiera?

Las ganas de ganar. En el mundial me dijeron, “vas a ganar”. Dentro de que había un nivel enorme, creo que al final las ganas de ganar me ayudaron a quedar campeona, hay que demostrar que se quiere ganar, porque todos los rivales tienen un nivel muy alto, y eso puede marcar la diferencia.

A una campeona del mundo, ¿le asustan más las lesiones que los golpes? 

La lesión no me asustó, me la tomé muy bien por el apoyo del medico de la selección y del cirujano, asi que no me asustó. Creo que me asustan mas los golpes o los bajones que pueda tener que las lesiones.

Cuál o cuáles han sido los golpes más duro de tu carrera?

Uno muy muy duro fue perder el bronce en el mundial de Guadalajara, en individual, perdí el pase a la final por caerme y desequilibrarme. Luego en el Europeo contra la misma rival, gané y me quité el mal sabor de boca. Otro muy duro fue no ir al Europeo de Zurich, consideraba que estaba bien, pero al final decidieron no llevarme. También fue duro perderme mi primer campeonato de España sub21.

¿Cómo te repusiste?

Creo que bien, por el carácter que tengo, intento luchar contra eso y contra mas.

¿Qué haces para prevenir las lesiones? ¿Más vale prevenir que curar?

Suelo estirar bastante, utilizar hielo, además de ejercicios específicos para prevenirlos.

¿Las lesiones afectan más a nivel físico, técnico o psicológico?

Siempre a nivel psicológico, porque a lo mejor muchas veces no te duele tanto como piensas. Entrenas y te duele, pero compites y no te acuerdas. En el mundial de Guadalajara y en el europeo de Zurich competí lesionada con una rotura de fibras, pero competí.

Como fisio, te lo tengo que preguntar. ¿Tienes costumbre de ir al fisioterapeuta habitualmente o sólo cuando te lesionas? 

Si, voy todas las semanas, normalmente a descargar o para quitar tensión muscular, y no hablemos si estoy lesionada…

¿Hasta qué punto crees que nuestro trabajo es importante en el deporte de élite?

Yo creo que es fundamental, no llegaríamos muchas veces a los campeonatos si no fuera por vosotros. Para mí, sois super necesarios.

¿Qué hay detrás de la élite?

Entrenamiento, entrenamiento y entrenamiento

¿Y encima?

Vida, una vida muy complicada, y porque mi familia, pareja y amigos me entienden. Si no viven en tu entorno deportivo es muy complicado que entiendan tantas horas de entrenamiento, alrededor de 20-30 horas a la semana. Además de entrenar sigo estudiando magisterio, y ahora estoy con una suplencia, además de dar clases de karate.

Siguiendo con la alta competición, ¿Qué tal tu experiencia con la selección absoluta en Sierra Nevada? 

Muy buena, ya había entrenado con la senior, cada vez lo veo mas cerca y cada vez tengo mas ganas. Se nota mucho el entrenamiento en altura, al principio te falta el aire, luego ya te acostumbras. Luego cuando bajas de allí te encuentras mucho mejor, y te ves muy fina entrenando.

Todos te veíamos con posibilidades en el mundial de Tenerife, pero ¿cómo te veías tú antes de competir?

Es cierto que me decían que me veían para podium, y yo también me veía preparada para ello. El día de antes me preguntó Pepe Carbonell ¿Cómo te ves? Y yo le dije que en condiciones de quedar campeona del mundo. Esos días de antes, algo dentro me decía, lúchalo porque lo puedes conseguir. Dos o tres meses antes lo veía mucho mas difícil, pero una vez allí me vi muy muy preparada para lograrlo.

¿Y después? 

Increíble, el momento de decir, “soy campeona del mundo”, y la gente animándome.

Y ahora en el campeonato de España lo has dado todo. ¿Estás en una nube? 

Totalmente en una nube, aún no soy consciente de lo que he logrado. Mi vida sigue totalmente igual, a lo mejor si fuera futbolista mi cuenta corriente habría cambiado y me habría pegado un buen viaje, pero como no es así sigo estudiando, sigo trabajando, con mi familia, mis amigos y todo igual. Y sigo entrenando porque sigo teniendo campeonatos.

¿Próximo destino? 

El Europeo y entrar en el equipo absoluto nacional.

¿Y descansar para cuándo? 

Esta semana me la tomo de descanso, sobre todo psicológicamente. El cuerpo ya no te responde y te hace caer en picado. Es necesario sobre todo desconectar la cabeza, porque ha sido un último campeonato de España en el que ya no estaba bien y necesito este tiempo de descanso. Me queda una temporada muy larga por delante y tengo que tomármelo con calma.

¿Qué se siente en el tatami justo antes de competir?

Yo creo que en ese momento no se piensa en nada. Yo siempre antes de salir me digo a mi misma “va”, “venga va”. Creo que no pienso, simplemente disfruto.

¿Qué pensaste al ganar el mundial?

Que no hay nada imposible. Sobre todo darte cuenta de que el esfuerzo y el haber superado las lesiones que había tenido, ha dado sus frutos. Todas las veces que me he caído, me he levantado más fuerte. Y también en todo el apoyo que he tenido por mi familia y amigos.

¿Y en qué sueles pensar cuando pierdes?

Depende de la manera en la que pierdas, siempre digo “si me ganan, que sea por que son mejores” no porque yo lo haya hecho regular o porque me haya desequilibrado. Si son mejores, te animas a seguir mejorando, si la lías tu solo, te taladras un poco a ti mismo, aunque al final siempre hay que seguir mejorando.

¿Qué es para tí el Kata?

Es una forma de disfrutar, una forma de hacer algo que me hace sentir algo interno. Hago karate y hago Kata porque lo disfruto y porque lo siento.

¿Por qué Kata y no Kumite?

Por que mi carácter no acompaña para el kumite, soy demasiado impulsiva

¿Cúal es tu Kata por excelencia?

Chatanyara kushanku, es muy duro, técnica y físicamente. Para mi es el mas difícil de todos

¿Cómo haces para elegir un Kata u otro? ¿Los llevas previamente preparados o seleccionas en función a tus rivales?

Mas o menos sabes quien es tu rival, yo soy muy friki y me preparo los katas para cada rival. Luego te tienes que amoldar aunque hayas pensado una cosa, y a veces lo tienes que cambiar. Siempre intento decidir con mi entrenador, con Sergio… etc, aunque el entrenador siempre me dices, “como te sientas bien”.

Como karateka y campeona, ¿Qué consejo le darías a todas las personas que practican karate y quieren empezar a competir en la modalidad de Kata? 

Sobre todo que lo hagan si de verdad lo sienten, que no se vean presionados por la familia, si lo hacen obligados no sale igual. Y también que se lo tomen en serio, hay gente que se lo toma a broma, llega al campeonato y pierden y luego se enfadan, eso no puede ser. Hazlo por que de verdad lo sientas y tómatelo en serio.

¿Y qué le dirías a todos aquellos que no conocen el karate para que animen a probarlo? 

Que para mí el karate es un estilo de vida. Es un arte marcial que te aporta mucha disciplina, creo que es el deporte perfecto para los niños, les da esos valores que en muchos otros deportes no se dan, como el respeto o la disciplina. Cuando saludas a tu maestro por ejemplo, miras al suelo porque le respetas y confías en él.

9 puntos y me dices lo primero que se te pase por la cabeza:

Un momento, 

El campeonato del mundo.

Un objetivo, 

Olimpiadas.

Un apoyo, 

Mi familia, mis amigos, mi entrenador y mi chico.

Tu mayor dificultad, 

Controlar mi impulsividad.

Una satisfacción, 

Ver que el trabajo bien hecho da sus resultados.

Una desilusión, 

No disfrutar haciendo lo que a día de hoy hago, me desilusionaría no disfrutarlo el día de mañana.

Un defecto, 

Soy demasiado impulsiva.

Una virtud, 

Creo que doy todo lo que tengo y más.

Un sueño

Medalla olímpica.

En conclusión, que Cualquiera se mete contigo… ¿Qué puede pasarle al que se meta contigo?

Nada (risas), ojalá nunca tenga que usarlo, porque esto lo hago por disfrutar y por hacer un deporte que me gusta. No soy una chica problemática, incluso me asusto. Mis amigas me dicen que van tranquilas conmigo, y luego pienso, pues como tenga que defenderte yo… que además mido 1,80… (más risas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.